PH3LSBYKFJDXNBA2DH3GHXMHLI.jpg

Strelitzia: La ‘Strelitzia’, así es como cuidar la exótica planta que ha sustituido a la ‘monstera’ para la decoración de interiores | Estilo de vida

Sillón de mimbre. espejo solar. creencia escandinava. Lámpara de mimbre estilo balinés. Damajuana Antiguo. Ave del Paraíso… Visualízala. Esta secuencia radiografía el aquí y el ahora en las tendencias de decoración de interiores. También —y sobre todo— por su elemento vivo: el estrelitzia o ave del paraíso En la era de Instagram (ese escaparate mundial donde abundan las imágenes del interiorismo descrito anteriormente etiquetadas con #jungla urbana), la misión de elegir una planta para decorar nuestros hogares está inevitablemente condicionada por el bombardeo de fotos de lo que se está tomando. Del cine, la publicidad, los restaurantes, bares y las tiendas más cuidadas nos llegan imágenes de idílicos escenarios vegetales que inclinan nuestra mirada hacia el gusto por una u otra especie vegetal.

Hace décadas eran el tronco de Brasil (Dracena perfumada) y la palma Kentia (Howea forsteriana). Más tarde, la costilla trillada de Adam (Delicioso monstruo)lengua de la suegra (Sansevieria trifasciata) y ZZZ (Zamioculcas zamiifolia). Últimamente, si hay una planta que ha conquistado los hogares con su aire tropical, es justo ahí estrelitzia. “Hace 10 años no se vendía ni uno solo. En los últimos tres años, la demanda se ha disparado”, dice Pedro Tabernero, propietario de la floristería Flores Madrid. auge Se activó porque muchos interioristas comenzaron a utilizarlo en la decoración de hoteles de lujo en el Caribe, México, República Dominicana, Islas Canarias, Maldivas y otros destinos tropicales. Y a través de revistas y redes sociales, esa tendencia se ha trasladado a Europa”, explica.

EL estrelitzia Es un género originario de las regiones tropicales y subtropicales de África. De hojas grandes de color verde intenso que se asemejan a las del banano, es conocida como ave del paraíso por su extraordinaria flor que por su forma recuerda a la cabeza de un ave crestada. “Estéticamente, su estructura y follaje transmiten un aire exótico que nos transporta instantáneamente a una playa paradisíaca, por lo que es perfecta para contagiar cualquier espacio con las buenas vibraciones de una eterna primavera tropical”, comenta Natalia Sáez, arquitecta y paisajista, autora del libro Las plantas de interior no existen. (2022) y del blog En abril salen mil. El género estrelitzia Tiene cinco especies. Los más habituales en decoración son i reina —tamaño pequeño y azahar—, el nicolai —con una flor blanca que, plantada en el suelo, puede alcanzar los cinco metros de altura— y el augusta —cuanto más grandes, más adecuadas para el cultivo en exterior. “Es importante elegir la especie que mejor se adapte al espacio de nuestro hogar”, añade la experta.

Por la plasticidad de sus hojas, la elegancia de los destellos de sus largos pecíolos y su majestuosa postura erguida, el Strelitzia Nicolás Es ideal como planta única en la decoración de interiores. Como una lámpara de diseño o una obra de arte, su magnetismo irresistible crea un punto focal exuberante en cualquier espacio. “Recomiendo colocarla en una habitación lo más amplia posible para que presuma su gran tamaño y colocarla en una maceta pesada para evitar que la planta se vuelque a medida que crece y gana peso y altura. Un truco muy práctico es colocar el jarrón sobre una placa con ruedas para que sea más fácil de mover”, continúa el paisajista. En cuanto a la maceta, el ave del paraíso pide a gritos un adorno a juego: “Una maceta grande de barro, un macetero de mimbre o un macetero con autorriego de líneas modernas son buenas opciones”.

Un espécimen de 'Strelitzia nicolai' en el exterior de una casa en Fuerteventura.
Un espécimen de ‘Strelitzia nicolai’ en el exterior de una casa en Fuerteventura.natalia sáez

Las hojas rotas son uno de los atributos que definen el atractivo único de la estrelitzia. No hay necesidad de temer esta hermosa imperfección. “Las plantas son seres fascinantes. Durante miles de años de evolución, han modulado sus estructuras para adaptarse al entorno. El ave del paraíso, por ejemplo, es muy elástica para aguantar fuertes rachas de viento sin romperse”, explica Sáez. Sus hojas se rompen para hacer frente a los golpes de lluvia y viento en sus ecosistemas tropicales nativos. “Si las hojas se mantuvieran suaves como velas, la planta correría el riesgo de romperse”. En interior solemos verlas impecables, pero en exterior las hojas arrancadas son parte de su encanto.

Aunque es fácil cuidarlo, hay gestos que no deben pasarse por alto para asegurar su bienestar. “Lo más importante es colocarlo en un lugar muy luminoso donde reciba sol directo por la mañana o sol filtrado por la tarde”, dice Natalia Sáez en su perfil de Instagram, donde tiene casi 110.000 seguidores. Para aquellas personas que se olvidan de regar, es una planta muy agradecida, ya que requiere que el sustrato se seque entre riego y riego. Pulverizarlo es otro guiño aconsejable en climas secos. Efectivamente, “el baño puede ser un gran lugar para el ave del paraíso gracias a la humedad que allí se acumula. Pero es fundamental que no sea un baño oscuro o sin ventanas, porque la luz es vital”, insiste Sáez. En invierno hay que protegerlo de las heladas. “En Canarias se utilizan para setos de carretera y crecen silvestres y son una maravilla”, comenta Pedro Tabernero, indicando que su hábitat natural son los climas templados. “También les va muy bien en la costa española, incluso en Galicia donde los inviernos son suaves y el frío húmedo”, añade. No te desesperes si no florece, porque lo normal es que en casa y en las macetas no pase.

Si la expresividad de un estrelitzia Por sí solo es difícil de superar, acompañado de otras especies creará una sensación invaluable de color, textura y vitalidad dentro de cualquier hogar. Para aquellos que quieren llevar la tendencia a casa. #jungla urbana, Una recomendación es componer rincones de diferentes plantas jugando con las alturas. “La clave es combinarlo con especímenes más bajos, aproximadamente un tercio de la altura del ave del paraíso, para crear una composición dinámica y evitar que las plantas compitan entre sí. Otra posibilidad es aprovechar su tamaño para colocar a su lado especies que no deban recibir sol directo, dejando que la sombra de las hojas del ave del paraíso proteja a las crías del sol”, sugiere Sáez.

Aparte de los beneficios, es justo decir que el estrelitziaespecialmente el nicolaiEs una planta cara en comparación con otras especies de gran tamaño como la kentia, el tronco de Brasil, la dracaena o los ficus. “El precio de las plantas crece exponencialmente a medida que aumenta su tamaño y, en consecuencia, su edad”, dice Sáez. “Un mini implante de cuatro euros puede llegar a los 50 euros en un tamaño mediano. Esto se debe a que son seres vivos difíciles de criar. Por eso creo que está justificado pagar 70 u 80 euros por un ejemplar de casi dos metros”, reflexiona. Además, la inversión es beneficiosa porque es “más grande, más resistente y más fácil de mantener”. Para alguien que no tiene ese presupuesto, los beneficios de comprar un estrelitzia pequeño es el ahorro y la satisfacción de verlo crecer.

Lámpara de ratán. Damajuana Antiguo. Sillón de mimbre. Ave del paraíso… Aclaradas todas las incógnitas de la planta que se ha convertido en la quintaesencia de boom #junglaurbana.

Comments are closed.