TUC5CS5LNZCZPBTX57WFBBNNMM.jpg

Las nuevas tiendas de Madrid apuestan por el interiorismo creativo para vencer al juego online | Diseño ICONO

En el barrio de Las Salesas, en la calle Fernando VI 23, hay un espacio que transporta al Mediterráneo a quienes los trasladan. Aquí las obras de arte elaboradas con fibras naturales como el lino o el esparto conviven con las prendas de la firma de moda francesa Sessùn. “Recuerda el taller de un artista, con objetos que recuerdan el cubismo y el arte tradicional africano. La memoria nos traslada a los yacimientos arqueológicos del Mediterráneo, donde parte del conjunto permanece ingrávido e impasible en el tiempo”, revela Gabriel Escámez, director de arte y fundador de Cobalto Studio, artífices de esa obsesión por Hecho en Mediterráneo que habita el planeta y que hace de cada detalle de su iconografía un perfecto reflejo de diseño de interiores aspiraciones en 2021.

Escámez explica que, para concebir este espacio, se conservaron elementos característicos de la arquitectura local como pilares de hierro forjado, vigas y revestimiento de granito. “La visión de Sessùn está estrechamente alineada con el patrimonio cultural que también representa Cobalto Studio. El mármol, por ejemplo, aparece en varios muebles de la tienda, con formas muy simples apoyadas unas en otras y en aparente equilibrio, casi de forma romántica, como lo hacen en los campos de ruinas”. Esta forma poética de resolver los espacios ha convertido a Cobalt en uno de los estudios más solicitados por empresas que buscan una experiencia estética más que un simple punto de venta. Sin embargo, su propuesta no encaja en el concepto anglosajón de Venta minorista, que hace referencia a la incorporación de dinámicas de juego y entretenimiento que mejoran la experiencia en tienda. “La petición más habitual es la versatilidad de sus espacios en los que poder realizar talleres, charlas, encuentros… La experiencia del consumidor se enfrenta cada vez más a una percepción más cercana y menos pretenciosa en la que el espacio desprende algo poético y acompaña a los productos como un entero”, reflexiona Escámez. La experiencia avala su teoría: son los autores del interiorismo de Formaje (Plaza de Chamberí, 9), una vanguardista quesería que busca crear comunidad en torno a este alimento a través de degustaciones y encuentros; y la primera tienda de la marca española de complementos Mercules en Madrid, que monta un segundo multiespacio en la calle Barquillo con cava y taller de cerámica.

Esquina de la tienda Sessùn (Fernando VI, 23) diseñada por Cobalto Studio.
Esquina de la tienda Sessùn (Fernando VI, 23) diseñada por Cobalto Studio. Pablo Zamora

A pocos minutos andando, ese fervor mediterráneo se traslada a la península con la cerámica portuguesa y mayólica que ofrece el nuevo local de La Oficial (Pelayo 43). Su tercer espacio hasta la fecha, desde su creación en 2017, incorpora a su catálogo piezas sueltas de vajillas de La Cartuja de Sevilla y su primera colección. “Son piezas de cerámica popular granadina y nuestras primeras velas, que huelen a fiesta y por eso llevan el nombre de nuestros abuelos, Juan y Dora”, explican los fundadores del espacio. Para su reforma contaron con la ayuda de Estudio Petra, un laboratorio de marcos y arte mural que desarrolla bodegones con cerámica y estructuras de madera. “Anteriormente este lugar era la tienda [del diseñador] Guille García-Hoz, que era muy conocido, entonces tuvimos que hacer un cambio. Elegimos el color de la arcilla, el mismo color que los bloques de cerámica que compramos en la papelería para modelarlos. Creamos estanterías de madera lacada a juego y añadimos lámparas de cristal de Murano, heredadas como alfombras, y un antiguo mostrador de farmacia. El resto de la decoración la aportan las flores de Alejandro F. Banegas, de Brumalis, y sobre todo nuestros platos”, subrayan.

La cerámica y el mobiliario patrimonial son los protagonistas del nuevo espacio de La Oficial (Pelayo, 43).
La cerámica y el mobiliario patrimonial son los protagonistas del nuevo espacio de La Oficial (Pelayo, 43).

En el distrito de Chamberí, los escaparates de HECHO (Quesada, 2), otro nuevo espacio que está revolucionando la forma de comprar artículos para el hogar, parecen obras de arte y prefiguran el ambiente creativo del interior, albergando también los estudios Plutarco y Recent Ella estudia. “La gama de colores pretende ser fresca pero neutra, con un suelo de granito gallego y un techo volado de vermiculita pintado en un azul grisáceo. Intentamos generar un espacio ‘aséptico’ donde el diseño fuera el protagonista”, explican en Plutarco. Para resaltar los objetos y su historia, de empresas como Hay, Ferm Living o Jars, utilizaron bloques de vidrio transparente y aluminio en bruto. Las grandes cortinas correderas, aclaran, permiten cambiar el espacio según las necesidades. “Durante la semana la tienda se estrecha y se divide con una cortina de malla translúcida que deja entrever los estudios en la trastienda. Durante el fin de semana se transforma y el espacio de venta se amplía, colonizando la gran mesa central compartida, rodeada por un telón muy teatral que la enmarca por completo. Su poder visual nos hizo pensar en invitar mensualmente a amigos, diseñadores y otros comercios afines para fomentar el intercambio. Show de cocina en la planta baja y se convierte en parte de la vida del barrio con eventos junto a negocios locales como el Toma Café o la coctelería The Dash. “Las tiendas ya no son solo un lugar donde se venden cosas. El proceso de compra ahora debe aportar algo más. Cuando alguien busca un objeto, agradece que tenga una historia detrás, conocer a un artesano, saber algo más del proceso de producción”, concluye Aleks Gallardo, cofundador de HECHO.

Este fenómeno multidisciplinar no afecta únicamente a sectores como la decoración o la moda. Byredo, la marca sueca de perfumes creada por Ben Gorham, aterriza este otoño en Claudio Coello con una vocación similar. Un espacio de 64 metros con colores vivos, contrastes de texturas, aluminio galvanizado y terrazo en los expositores. “Utilizamos los mejores materiales para crear algo visceral. Tengo muchas ganas de que la gente sienta las emociones de Byredo cuando entre en la tienda y sienta el contraste con la pureza de nuestros productos”, dijo la diseñadora sueca.

Primera 'flagship store' de la marca de perfumería sueca Byredo en la capital (Claudio Coello, 73).
Primera ‘flagship store’ de la marca de perfumería sueca Byredo en la capital (Claudio Coello, 73).fernando andres

Sin salir del barrio de Salamanca y con la belleza como tema, llegamos a la segunda inauguración de Oculto Hair Club (callejón de Jorge Juan), un salón que adora el cuidado del cabello a través de disciplinas tan dispares como la arquitectura, la gastronomía y el arte. . Moss Studio, dirigido por el diseñador industrial Alberto Zarza, se encargó del interiorismo de este diáfano espacio de 200 metros cuadrados en tres niveles, diseñado por una gran escalera en hierro, ladrillo visto y luces de neón. “La parte artística la gestiona la galería Gärna con una exposición bimestral, lo que hace que el espacio esté siempre vivo y dinámico”, explican en Oculto.

Una gran escalera de hierro, ladrillo visto y luces de neón dominan el proyecto de la segunda apertura del Oculto Hair Club (Vicolo Jorge Juan).
Una gran escalera de hierro, ladrillo visto y luces de neón dominan el proyecto de la segunda apertura del Oculto Hair Club (Vicolo Jorge Juan). Gabriel Galíndez

Para Llop Madrid, la galería es el alma de su local en el barrio de Las Letras (San Pedro, 9). El boca a boca ha hecho que, a pesar de su corta trayectoria -inaugurada en abril-, se haya convertido en un referente en la trayectoria del diseño de la ciudad con una propuesta amplia que incluye colección de moda propia y obras de arte diseñadas y producidas en España. ” La galería ha sido completamente renovada, solo queda la fachada original. Originalmente fue una casa familiar donde se vendía leche, y luego una chupitería”, recuerda su fundador, Álex Llop. El diseñador de la firma de ropa que lleva su apellido quería crear una tienda y una galería de arte que reflejara un pequeño trozo del Mediterráneo. “La arquitectura es toda blanca, con paredes encaladas como las de las casas de Portlligat o Ampurdá. Capta ese recuerdo de la finca familiar donde pasaba todos los veranos”, explica. En él, casi todos los objetos están exclusivamente a la venta, como las figuras de cera de Mulier o las piezas del Museo del Cántaro de Argentona. “En el futuro queremos celebrar reuniones con artistas y que ellos mismos presenten su trabajo al público”. Llop coincide en que una forma de compra diferente potencia el resultado final, en su caso, basado en la proximidad: “Yo mismo voy al mostrador y doy consejos. Aunque he desarrollado la parte de comercio online, el 99% de las ventas se dan en la galería. Si no le ofreces al cliente una experiencia diferente, no responderá de la misma manera”.

El Mediterráneo inspiró todo el interiorismo de la tienda y galería de arte Llop Madrid (San Pedro, 9).
El Mediterráneo inspiró todo el interiorismo de la tienda y galería de arte Llop Madrid (San Pedro, 9).Asier Rúa

Comments are closed.