G4ELWVZI6BBSXGAZAALR5ZJD24.jpg

David Martínez, el interiorista mallorquín que desfila con silla | Estilo de vida

Arquitecta, ingeniera e interiorista. Si algo define a Juan David Martínez Jofre (Palma, 36 años) es el adjetivo multidisciplinar. A sus proyectos arquitectónicos minimalistas y delicados, ejecutados con materiales de la naturaleza, suma cada año una colección de mobiliario que, con una treintena de piezas, pretende reflejar la corriente estética de su trabajo en Minimal Studio. Desde el estudio de arquitectura e interiorismo que fundó y dirige en Alcúdia, en el norte de la isla de Mallorca, trabaja no solo en proyectos en los que la estructura de los lugares y edificios es parte fundamental del diseño estético, sino también en el producto. diseño, lo que lo llevó a diseñar de todo, desde anteojos hasta sillones.

“Nuestra premisa es minimalista, pero no enfocada en ‘menos es más’, sino que pretendemos crear los proyectos dando una gran representación estética a lo que es el elemento estructural en sí”, dice Martínez. Cumplen su función tanto en obra nueva como en reformas, siempre bajo una premisa minimalista que convierte las estructuras en los motivos principales del diseño. Si tienen que crear un falso techo en un restaurante, explotan directamente la estructura del propio falso techo para transformarlo en un elemento decorativo final por derecho propio. Un ejemplo de ello es la reforma de Can Rudayla, una casa encaramada en un acantilado de Ibiza por la que el diseñador fue galardonado con el IF Design Award 2022. En ella, el estudio ha plasmado su idea de equilibrio entre la brutalidad de materiales como como el hormigón con la delicadeza de los tejidos naturales, dando a la luz un papel protagonista.

Retrato del arquitecto e interiorista mallorquín David Martínez.
Retrato del arquitecto e interiorista mallorquín David Martínez.Estudio mínimo

Una parte importante del trabajo de la compañía se centra en el diseño de producto que, por primera vez en España, se ha puesto en pasarela para desfiles de moda. Ocurrió en la reciente cuarta edición del Mallorca Design Day, un concurso para jóvenes emergentes que promueve el diseño balear y nacional en diferentes disciplinas y que incluye también el interiorismo y el food design. La fábrica Ramis de Inca acogió la pasarela, donde varias modelos vestidas con overoles empujaron plataformas de carga con productos sobre ellas. Una colección de ocho piezas con diferentes peculiaridades estéticas: desde un catre en cristal blindado con acero cosido hasta una silla en poliuretano revestido de hormigón, pasando por piezas totalmente transparentes.

“Llevamos meses trabajando con un carbono especial que es el que usan Lamborghini y otras marcas de coches que no tiene la parrilla normal de un carbono, sino que tiene un efecto de camuflaje. Diseñamos un tumbona dos metros de largo y cuatro milímetros de espesor, va al límite del material”, explica Martínez. Otra pieza excepcional que saltó a la pasarela es un sillón inspirado en los cantantes de rock de los años ochenta del siglo pasado, realizado con 43 palos. “Hace tiempo que pensaba que nunca había asistido a una feria de producto y queríamos crear un camuflaje con el mundo de la moda, pero destacando el producto en la feria”, dice Rodríguez.

Una de las sillas diseñadas por Minimal Studio que desfilaron en la cuarta edición del Mallorca Design Day, un concurso para jóvenes emergentes que promueve el diseño balear.
Una de las sillas diseñadas por Minimal Studio que desfilaron en la cuarta edición del Mallorca Design Day, un concurso para jóvenes emergentes que promueve el diseño balear.Realizado por Mallorca Design Day

Su relación con la moda no acaba ahí. Minimal Studio también tiene una marca de motocicletas, de la cual sacan al mercado cinco modelos cada año que son hechos a mano desde cero e instalados como esculturas. Motocicletas vinculadas a las viviendas en las que se ubicarán y que se crean única y exclusivamente para ser colocadas en dichos lugares. Uno de estos enclaves es el Minimal Design Hall, un espacio transversal y creativo para albergar exposiciones que el estudio ha abierto en Alcúdia, frente al Mediterráneo. “Es un espacio multidisciplinar y multicultural que pretende difundir y profundizar en el mundo del diseño”. Un espacio, como todos los de Martínez, minimalista desde sus cimientos.

Comments are closed.